Agosto 7,14,21

El vínculo con la madre y el padre es sagrado, de allí venimos, nos guste o no.

De esos patrones que aprendimos cuando éramos niñas y que de adolescentes no soportábamos

y criticábamos hasta la saciedad, repetimos mucho en nuestra vida adulta y cuando nos damos

cuenta que ya no nos sirven, queremos romperlos y no nos atrevemos.

Darnos cuenta es el prime paso. De alli en adelante nos corresponde tomar acciones y decisiones.

La culpa a veces nos lo impide y quedarnos en modo niña, no es precisamente la solución.

Reserva Ya

Abrir chat
Anastasia Gómez Lira
Hola! 👋
En qué te puedo ayudar?