La mujer que es madre es potencialmente Suegra.

Escrito por el 12/29/2019

¿Y qué pasa con la suegra que no opina, no se mete en nada y se mantiene al margen de la relación de sus hijos con sus respectivas parejas?

Esa definitivamente se encargó de su propia vida, de trabajar en si misma y con su propia pareja. Esta mujer se ve “los toros desde la barrera”, se ocupa de ella porque sembró las bases en sus hijos y confía en que ellos tomarán decisiones asumiendo las consecuencias responsablemente. Y cuando los hijos le necesitan, allí esta dispuesta a acompañarlos en sus procesos.

Esta mujer puede que como hija haya vivido experiencias iguales con sus padres o puede que decidió hacerlo totalmente diferente porque venía de una familia disfuncional y buscó ayuda enfocándose en como trascender sus propias historias y resolver sus propios traumas rompiendo paradigmas y patrones para tener una familia menos disfuncional.

Siendo quizás tildada de oveja negra o la rebelde que lo hizo diferente al clan, sencillamente siguió su intuición se dedicó a construir-se y reconstruir-se, permitiendo que los otros se encarguen de lo que les corresponde.

Son esas suegras alegres o calladas que lejos de estar “distantes” sabes que cuentas con ellas.  Son las abuelas, las Sabias.

 

¿Y las suegras que opinan y se meten en todo?

¿Que pasó con esta mujer que se inmiscuye en la vida de otros? ¿Será que por no tener vida propia solo está pendiente de lo que hacen o dejan de hacer sus hijos y sus respectivas parejas?

¿O será que los hijos no son capaces como adultos de poner límites?

¿Qué habrá pasado con su hombre?

¿Que hizo con su vida, a que se dedicó, que construyó?

 

La palabra suegra ha sido satanizada por cómo desempeña el papel esa mujer con la pareja de su hijo o hija. Y hay suegras de suegras.

Lloronas, dramáticas, sentimentales, compasivas, controladoras, histéricas, cariñosas, amargadas, en fin, mujeres y como tal, cíclicas.

Eso y mucho mas somos las mujeres, y como hijos, todos absolutamente todos estuvimos en el vientre de una mujer. De allí la conexión con la madre y con las abuelas.

Así que de ella se derivan muchas historias y traumas. Trabajarlos solo depende de ti.

¿Para qué?

Para que te liberes de cargas que no te corresponden, para que camines ligera, para que a la edad que sea seas capaz de reinventarte y seguir alcanzando metas y logros personales y el día de mañana si tienes hijos y a sabiendas que serás suegra y quizás abuela, seas bienvenida.

Cuando estés list@ para una sesión escríbeme al correo: info@anastasiagomez.com o pide tu Consulta en el siguiente Botón

TU CONSULTA

PREGUNTAME POR WHATSAPP


Tagged as , ,



Comentarios

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *




Continuar Leyendo

Siguiente Artículo

DÉJAL@ CON AMOR


Thumbnail
Artículo Anterior

“Aún soy Virgen”


Thumbnail