La RED está en tus manos

Escrito por el 08/26/2019

Has notado que el promedio de vida cada vez aumenta mas. Mi abuela murió a los sesenta años hace cuarenta y cinco años y hace unos doscientos años las personas morían a los treinta o cuarenta años.

Tuve la dicha de conocerla y aun la recuerdo sentada en su cocina con su larga cabellera gris desmechando carne. Era una mujer muy callada, al menos así la percibía yo.  Quedo viuda muy joven y con siete hijos. Nunca mas tuvo pareja, me imagino que fue como muchas de esa época de un solo hombre y respeto esa frase lapidaria: “Hasta que la muerte los separe”.

Siempre usaba batas o vestidos y era obesa.

Te cuento esto porque me pregunto como habrán sido sus hábitos alimenticios y de vida.

Puedo inferir que era sedentaria y que su alimentación no era muy saludable.

En cambio, su madre, mi bisabuela, murió a los ochenta y seis. Le toco enterrar a su única hija. Esta señora era muy diferente. Fue madre soltera y era una guerrera, se montaba en autobús hasta pocos meses antes de morir. De hecho, se nos escapaba de la casa y se iba al pueblo a visitar gente. Mas de una vez nos hizo pegar carreras buscándola. Era delgada y muy ágil, con una memoria excepcional.  Pocos meses antes de morir fue que su cabecita se trastocó y desarrolló lo que en esa época decían que era una ateroesclerosis, una demencia senil.

Madre e hija, dos personalidades bien diferentes. Una criada por la otra. De allí vengo, por cierto.

Les comparto esta historia personal pues hace unos días escuchaba en Youtube a Joaquin Fuster, especialista en Neurociencia junto a Eduardo Punset. Hablaban de que hasta hace muy poco se creía que las neuronas se iban muriendo en la medida que avanzábamos de edad y que no se reproducían. Actualmente esta demostrado que si bien es cierto las neuronas pierden las sinapsis también es cierto que se crean nuevas neuronas y sus conexiones si las estimulas.

 

LA RUTINA ES NEFASTA PARA EL CEREBRO”

 

Yo le agrego, La rutina es nefasta para cualquier ámbito de la vida. Pero quiero compartirles el resumen de este video donde hablan de doce cosas que deberíamos practicar para estimular esas conexiones neuronales para que esa red se mantenga viva, consciente, alerta, presente.

 

  1. Come menos: mientras menos comas mejorando la calidad de tu alimentación, se disminuye la oxidación y se potencia la reparación neuronal.
  2. Practica deporte regularmente. EL ejercicio aeróbico aumenta la serotonina y muchas de esas hormonas que terminan en ina y que son beneficiosas para el organismo porque disminuyen el cortisol.
  3. Realiza Ejercicio Mental. Estimula tu mente. Además de Sudoku, crucigramas, lectura, aprendiendo un nuevo idioma potencias esas sinapsis neuronales.
  4. Viaja mucho. Este me encanta, aquí me anoto. Apreciar los nuevos paisajes, abrirse a conocer otras culturas, experimentar emociones y sensaciones de tierras diferentes.
  5. Vive acompañad@ esto genera transferencia emocional y ese compartir con una pareja, un compañero o amiga, también estimula.
  6. Adáptate a los cambios. Asumir el tiempo presente viviendo el ahora. Actualízate incluyendo lo tecnológico.
  7. Evita el stress crónico. Así no le das chance a que aumente el cortisol. Practica el silencio, respira profundo y detente a contemplar la vida y los momentos. Todos traen un regalo para ti.
  8. No fumes. La nicotina a la larga produce infartos cerebrales o microinfartos que van afectando tu memoria.
  9. Duerme bien. De siete a ocho horas de sueño reparador, profundo, y cuando despiertes te digas: estoy list@ para lo que venga.
  10. Evita el apagón emocional. Esos bajones de energía que todos tenemos en algún momento, especialmente las mujeres con sus ciclos.
  11. Amanece y agradece, al acostarte, agradece. Agradece que la vida es hoy. No esperes que llegues a la vejez para agradecer.
  12. Disfruta las pequeñas. De eso se trata la vida, de disfrutar desde lo que a unos le puede insignificante hasta lo mas grande.

 

 

Te has preguntado alguna vez ¿hasta que edad viviré?

Hoy en día el promedio de vida está en mas de setenta y cinco años. La pregunta entonces es:

¿Qué estas haciendo hoy para llegar allí?

 

Vivir presente, sanando ese pasado de donde vienes, tomar acción en lo que te corresponda para que sueltes cargas de esa mochila que llevas a cuesta, con historias y dramas que no puedes cambiar porque están en tu pasado. Ordénate y ordena tu sistema, mejora tu estilo de vida y tus hábitos, expresa tus emociones y vive una buena vida. La red está en tus manos, vive consciente de cada paso que das. tu calidad de vida depende de ti.

 

Te comparto el link del video:

 



Comentarios

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *




Continuar Leyendo