UN CAFÉ CON MILLENIALS

Escrito por el 04/14/2020

UN CAFÉ EN EL BUNGALOO

Así se llama el encuentro propuesto por BUNGALOO AGENCY

Este café fue el que logró nacer y Once mujeres estuvimos presentes para celebrar el alumbramiento, acudimos al llamado, ese que hace mucho tiempo atrás convocamos y no recordamos pues creíamos que íbamos a ser más y el compromiso fue solo de once, número Maestro por cierto, maestro como el día sábado once de abril del 2020 donde puntualmente como estaba pautado nos encontramos unidas por la tecnología a través de una pantalla.

Y de pronto apareció una en su habitación con los niños durmiendo en su cama, la otra en el sofá de su casa, otra en la cocina con su taza de café y otra en la sala con una botella de agua, y así una a una nos fuimos introduciendo en la magia de una reunión femenina disque para hablar de Emprendimiento Consciente.

Que maravilla tener el privilegio de estar allí en medio de puro colágeno, afortunada que soy, era lo que me decía y ellas ni se imaginaban el placer que sentía al escucharles compartir cómo habían tomado la decisión de abandonar, algunas de ellas, sus puestos ejecutivos en grandes corporaciones para adentrarse en el mundo del emprendimiento.

Frases como “el momento nunca es el indicado”, “los procesos son en espiral”, “hay que prestarle atención a los ciclo” y con este ultimo me dije, ay dios yo estoy jodida con eso de los ciclos de la mujer y es que en la menopausia ya no la veo cada 28 días. Y a la vez me digo, me gusto y me gusta lo que estoy haciendo en esta etapa de mi vida? Y me respondo, SI.

Observarlas y escucharlas atentamente con esa paciencia que años atrás no tenía fue la respuesta a mi interrogante del para qué estaba yo allí en medio de diez muchachas de treinta y algo, bajito, con una madurez inmensa, pues hablar de “Herramientas practicas para construir proyectos conscientes alineados con nuestra verdad” frase batuta de BUNGALOO AGENCY, no es cualquier cosa.

 

Esto pica y se extiende mucho mas allá y ellas lo saben. Yo me maravillo y boquiabierta sigo saboreando ese café.

La reunión estaba pautada para una hora y media y se transformó en mas de tres, y es que cuando el SER está en su elemento no hay tiempo cronos ni espacio. Tenía que ser así y así fue. Mágico encuentro para escuchar a Malale Lovera de @KhemiaCrystals en primera instancia, pues era la invitada especial para hablar de cómo su emprendimiento se ha ido construyendo alineado con ella, con su pasión por las gemas y cristales, reconociendo a su vez los altibajos del proceso, lo “estancada” que a veces se sentía y lo firme de su propósito como marca alineado con su estilo de vida.

Por su puesto se abarcó el tema del dinero y cómo no, si de pan vive el hombre. Pero es que cuando amas lo que haces, el dinero viene como consecuencia pues es el medio y no el fin.

Venezolanas regadas por el mundo y muy estudiadas, por cierto; pero mas allá del estudio y los conocimientos, está la energía femenina de contención, de sostén y sororidad que comienza en cada una de nosotras y termina mas allá de los limites imaginables.

Casualidad le llaman unos, otros causalidad o sincronicidad. El café en el bungaloo nos permitió compartir vivencias, experiencias, avances y retrocesos que no son mas aprendizajes y partes del proceso. Tal cual la vida, pasito a pasito, suavecito y siempre hacia adelante.

 

Este café es cerrero, cargado, tinto, fuerte y del bueno, concentrado y además degustado en un bungaloo millenial, minimalista y ecléctico, sencillo en la forma y auténtico de fondo, profundo y oscuro y con mucha luz, la del azabache intenso, de raíces milenarias y muy antiguas, como las almas que lo compartimos. De allí su brillo incandescente que ha de encandilar a mas de uno y con una fuerza de atracción que irá llamando al que le corresponde estar.

Este café pica y se extiende y cualquier alianza puede surgir de el. Las cosas pasan y no son casualidad cuando somos conscientes y vamos mas allá.

 

Gracias Cristina Delgado, Eli Delgado, Malale Lovera, Martha Lluch, Ivana Matos, Valentina Santamaría, Karla Bartolone, Ana Karina Terrero, Irene Pizzolante y Mafe Rincones.

Gracias hemosas mujeres por brindarme la oportunidad de estar entre diez millenials, pues la mayorcita que soy yo, se gozó el momento en este segundo café, para mi el primero, el que recién nace y espero ver crecer. De muchos depende que se riegue esta semilla y si entendemos que el trabajo es colectivo, habrá   Café en el Bungaloopara rato.


Tagged as ,



Comentarios
  1. Eli Delgado   On   04/14/2020 at 1:48 pm

    Wow! Me gocé este artículo tanto como el mismo Café en el Bungaloo. Gracias por describir tan bonito cada momento y gracias por estar entre nosotros, porque aunque tu edad diga lo contrario, tu alma es joven! Y nosotros somos afortunadas de tener tal combinación tan cerca 🙂
    Un abrazote!!!!

  2. Martha   On   05/17/2020 at 4:55 pm

    Fue todo un placer compartir ese día y luego otra vez este sábado!
    Me encanta escuchar tu perspectiva y cómo la describes.
    Y con gusto exploramos el tema de los ciclos. Incluso la menopausia tiene los suyos y conectar con la energía de tu proceso es tan poderoso como en cualquier otra etapa de la vida!
    A por más cafés así de enriquecedores!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *